martes, 21 de junio de 2011

Triada Ecologica.


"Salud es el equilibrio que se da entre el agente, el huésped y el medio ambiente"

Como el hombre es el huésped en esta definición, lo presentaremos primero como el individuo ubicado en un medio ambiente sujeto a las acciones de los diferentes agentes y, por eso, susceptible de sufrir enfermedad. A continuación analizaremos la Triada Ecológica, comenzando por el Huesped:

EL HUESPED

El huésped cuenta con muchos factores que lo hacen susceptible o resistente a sufrir enfermedades; los principales son: La edad, la raza, el sexo, el estado inmunológico y los procesos metabólicos; todos estos factores no actúan aisladamente sino interrelacionados. Por lo tanto, analicemos cada uno de ellos:

1) LA EDAD : Todos conocemos la existencia de enfermedades propias de los niños, las de tipo eruptivo tales como: El sarampión, la rubéola y enfermedades propias de la edad media de la vida, que corresponde a la etapa productiva de la persona y que, en su mayoría, son accidentes de trabajo, homicidios y accidentes de tránsito. En cuanto a las propias de la senectud, se constata un elevado índice de enfermedades de tipo degenerativo como: La osteoporosis, artrosis y el cáncer.

2) LA RAZA : Desde el punto de vista racial, conocemos la existencia de algunas enfermedades que son más frecuentes en unas razas que en otras; por ejemplo, el cáncer de piel es más frecuente en los individuos de raza blanca que en los de raza negra; también algunas personas de raza negra que presentan anormalidades en la hemoglobina de sus glóbulos rojos, son resistentes a algunas cepas del plasmodium que produce el paludismo.

3) EL SEXO: Con relación al sexo, hay enfermedades y estados propios como los quistes ováricos, el cáncer decuello uterino y estados fisiológicos como la ovulación, el ciclo menstrual, el embarazo, el parto y el puerperio, en la mujer; el cáncer de testículo, el cáncer de próstata y la azoospermia, en el hombre.

4) LA INMUNIDAD : El estado inmunológico que corresponde a la respuesta del sistema de defensa, a los agentes patógenos como virus, bacterias, hongos, toxinas y agentes inductores de tumores; puede presentar alteraciones congénitas y adquiridas o sufrir modificaciones por la acción de vacunas o agentes externos.


5) LOS PROCESOS METABÓLICOS: Las enfermedades metabólicas afectan en el normal funcionamiento del organismo, comprometiendo el pronóstico y la calidad de vida. Todos conocemos enfermedades como la diabetes y enfermedades controlables como la hipercolesterolemia (aumento del colesterol) y aumento del ácido úrico.

6) LOS FACTORES HEREDOFAMILIARES: Es sabido que todos tenemos un patrón genético que heredamos de nuestros ancestros, que puede condicionar la herencia de alguna enfermedad, de las denominadas "enfermedades heredofamiliares" (hemofilia, talasemia, diabetes juvenil, etc), como así también la predisposición a cierto tipo de patologías, entre otras, la hipertensión arterial.

Con este pequeño esbozo sobre el huésped, comprobamos la existencia de múltiples factores que se relacionan directamente con el riesgo de sufrir enfermedades.

Si vemos qué papel ha cumplido el derecho con respecto a estos problemas, encontramos leyes, decretos y otras normas que legislan sobre vacunación infantil, la mujer trabajadora, la trabajadora embarazada, en puerperio y aún sobre la mujer grávida privada de la libertad. También hay normas sobre los niños trabajadores y sobre la edad de jubilación.

EL AGENTE

El agente es el elemento que puede causar lesiones y enfermedad; en la naturaleza encontramos agentes físicos, químicos y biológicos.

1) FÍSICOS: Dentro de los elementos físicos están agentes mecánicos, térmicos y radiactivos.

Los elementos mecánicos lesionan por percusión, tracción o corte, como lo hacen los engranajes de las máquinas, las armas blancas y las herramientas con filo o punta aguda. Los elementos térmicos causan daño por calor o frío.

Los elementos radiactivos, a más de producir lesiones por temperaturas elevadas, ocasionan cambios cromosómicos en las células, que pueden originar tumores benignos o malignos e inclusive incapacidad del organismo para producir sus glóbulos rojos. También en el feto inducen malformaciones que pueden ser incompatibles con la vida o que le desmejoran la calidad de la misma.

2) QUÍMICOS: Los agentes químicos están aumentando paralelamente con el avance de la industria; hoy día vemos con preocupación cómo las emanaciones de las factorías están contaminando el aire y las aguas del planeta Tierra. De más de 60.000 productos químicos de uso rutinario por el público, solamente se conocen a fondo los riesgos toxicológicos de menos de 1.000 sustancias. En el mundo se manipulan con tanta frecuencia como confianza todas estas sustancias, incluyendo los componentes de los cosméticos cuyos efectos no han sido completamente estudiados. En este grupo se incluye el Monóxido de Carbono, un contaminante atmosférico habitual de las grandes ciudades, ya que es producido por el caño de escape de los automotores.

3) BIOLÓGICOS: Los elementos biológicos están constituidos por los seres vivos y sus productos metabólicos como los virus, las bacterias, los hongos, los animales y las plantas. Estos elementos pueden ocasionar daño o servir de medio para la curación de enfermedades.


Las enfermedades más conocidas, debidas a elementos biológicos son el sarampión, la tosferina, la rubéola, el SIDA, la hepatitis viral, el tétanos, las mordeduras por ofidios, las picaduras ocasionadas por animales ponzoñosos y las zoonosis, que son enfermedades de los animales transmitidas a los humanos.

MEDIO AMBIENTE

El medio ambiente, esquematizado en el otro lado de la balanza que debería denominarse medio o ambiente; porque en realidad son palabras sinónimas, que están formando un pleonasmo.

Existen varios ambientes, a saber: El familiar, el escolar, el cultural, el laboral, el recreativo, el deportivo, el geográfico y todos potencialmente afectan la salud.

1) FAMILIA: El ambiente familiar puede afectar psicológicamente o físicamente la salud por el comportamiento de los miembros de la familia, sus creencias y sus mitos; un ejemplo muy conocido en nuestro medio es hacerle curaciones con telaraña al ombligo de los recién nacidos, procedimiento que conlleva un alto riesgo de que el infante sufra un tétanos. El alcoholismo de algunos de los padres afecta la salud emocional del núcleo familiar; las dietas, sobre las cuales se han tejido muchos mitos que llevan a desnutrición, malnutrición y preparación inadecuada de alimentos, sería otro ejemplo.

2) ESCUELA: Hay también en el ambiente escolar muchos factores que junto con los familiares, pueden lesionar la integridad física y mental.

3) TRABAJO: En el medio laboral hay una gran cantidad de riesgos que llevan a las personas a sufrir accidentes o a padecer enfermedades profesionales; el caso más socorrido en nuestro medio es la lumbalgia por problemas ergonómicos; le sigue el ruido, que está llevando a la pérdida de la audición a personas muy jóvenes; también encontramos stress por jornadas agotadoras, alergias y cánceres por el uso de productos químicos.

Además, accidentes e incidentes en el medio laboral pueden afectar el medio externo adyacente, como ocurrió con desastres asociados con la industria, que causaron grandes daños en el ambiente y en el ecosistema. La fuga de gas con dioxina en Seveso en 1976; la explosión de gas propano en la ciudad de México en 1984; la fuga de gas methyl-isocianuro en Bhopal en 1984, el incendio y descarga de aguas contaminadas al Rhin, provenientes de una bodega de Basilea en 1986; y ahora en Colombia la contaminación de las aguas del río Bogotá y de otras fuentes en igual sentido, confirman, sin lugar a dudas, esta afirmación.

4) AMBIENTE GEOGRÁFICO: también tiene variables importantes como el clima, la flora y la fauna, que formando parte del ecosistema, permiten la aparición de enfermedades propias de cada clima como el paludismo, leishmaniasis y la fiebre amarilla en zonas tropicales húmedas. Fenómenos como las avalanchas derivadas de las crecientes de algunos ríos, terremotos en las zonas volcánicas y muchos otros eventos que afectan la salud como las tormentas y los huracanes, son igualmente factores de alto riesgo a considerar.

Al revisar este panorama abigarrando donde observamos al agente, al huésped y al ambiente y lo colocamos en la óptica del derecho, nos damos cuenta que existen gran cantidad de decretos, leyes, normas, convenios, acuerdos y tratados tanto nacionales como internacionales que regulan las actividades potencialmente nocivas para la salud del hombre. En estas disposiciones es evidente la mano firme del derecho proyectado en favor de la supervivencia de la especie humana e interactuando con la medicina en la ejecución de tales regulaciones.

Por eso encontramos, legalmente sustentados, programas de prevención, control y tratamiento de tuberculosis, lepra, malaria, cáncer y SIDA; programas de vacunación; programa materno-infantil; programa de crecimiento y desarrollo; y programa de prevención de desastres. También encontramos legislación que regula el ejercicio del trabajo y la donación de órganos, entre otros. Así, está comprobado que el Derecho juega un papel importante en el desarrollo de la salud en el mundo y que permitiendo mejorar la calidad de vida en la humanidad.

Pero ahora tenemos un reto muy serio e importante, relacionado con la investigación biomédica, ya que vemos con gran preocupación que la investigación va a la velocidad del jet y la legislación va a paso de tortuga; y estamos encontrando situaciones problemáticas que requieren legislación para controlar los riesgos que de ellas puedan derivarse. Los casos más dramáticos los tenemos con el aborto, la fecundación in vitro, el alquiler de úteros, la experimentación con embriones, formas irregulares de procreación, el manejo inadecuado de la ingeniería genética, la experimentación humana. La psicocirugía, las drogas, el transplante de órganos, la preselección y cambio de sexo, entre otros. Por eso los médicos, los abogados, los eticistas, los científicos y la comunidad en todos los niveles y matices, debemos agilizar la evaluación de la tecnología que está desarrollando, para darle una dirección adecuada y evitar que se convierta en un bumerang que se devuelva contra el hombre.

Ello nos lleva obligatoriamente a pensar en la necesidad de trabajar a conciencia, objetivamente y con agilidad en el campo de la BIOETICA, para lograr el bien común de la humanidad.

Pero vemos que muchas determinaciones en derecho están afectando el bien común, como ocurre con las factorías legalmente establecidas, pero que están destruyendo el ecosistema; evidencia que nos lleva a responder en conciencia a estos interrogantes: ¿Si la naturaleza tiene sus propias leyes; si el fin último del hombre y del universo es su perfección, ¿cómo aceptar que muchas decisiones se fundamenten en lo legal más no en lo justo? ¿Puede lo legal contraponerse a lo justo y al bien común?

Las consideraciones hechas sobre Salud, Enfermedad y Derecho, tienen que servir como base para hacer una reflexión que permita llegar a una dinámica docente, que sensibilice tanto a los alumnos como a los profesores, para trabajar en equipo con otras ramas del conocimiento, en la búsqueda de un horizonte promisorio para la humanidad en todos los campos, sustentado en el desarrollo pleno de los valores fundamentales.

http://www.medicinayprevencion.com/salud/salud.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada